Apoyo en Fitur a los establecimientos emblemáticos

El Ayuntamiento presenta por vez primera en FITUR una guía de establecimientos emblemáticos de la ciudad y promociona el arte sacro y una nueva generación de artesanos sevillanos

El alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, y un grupo de artesanos y empresas sevillanas que han reivindicado los valores y elementos más genuinos de la ciudad, acompañados por el delegado de Economía, Comercio y Turismo del Ayuntamiento, Francisco Páez, y el presidente de la Cámara de Comercio de Sevilla, Francisco Herrero

Las presentaciones de Sevilla en la Feria Internacional del Turismo (Fitur) de Madrid han arrancado este miércoles con el foco puesto en las señas de identidad de la ciudad, como uno de los ejes del nuevo modelo de turismo sostenible que defiende el gobierno municipal y una de las palancas para el desarrollo de la economía local. 

El primer gran acto del día ha estado protagonizado por el alcalde, Antonio Muñoz, y un grupo de artesanos y empresas sevillanas que han reivindicado los valores y elementos más genuinos de la ciudad, los que la hacen famosa en el mundo y que ahora se vinculan también a las vanguardias. En el acto de presentación, el alcalde ha estado acompañado por el delegado de Economía, Comercio y Turismo del Ayuntamiento, Francisco Páez, el presidente de la Cámara de Comercio de Sevilla, Francisco Herrero. 

Sevilla tiene una identidad y una marca muy definida a nivel nacional e internacional. Y esa imagen está basada en buena medida en sus tradiciones, en los sectores artesanales, en los negocios emblemáticos, en su patrimonio, su gastronomía o en sus fiestas mayores. “Debemos avanzar y generar nuevos productos vinculados a la innovación pero siempre manteniendo los elementos que configuran nuestra imagen como ciudad. Son pequeñas y medianas empresas y autónomos, cuya actividad cabe relanzar al incluirlos en la oferta turística de la ciudad”, ha explicado el alcalde.  

“Las mantillas de Foronda, los sombreros de Maquedano, la camisería Galán… Son auténticas joyas. Como es la hostelería emblemática, la que hunde sus raíces en la gastronomía tradicional adaptándola a los nuevos tiempos, la de tabernas con su barra de bar y local recubierto de azulejería, como el Patio de San Eloy, o el antaño mobiliario de madera del Vizcaíno. O establecimientos hoteleros que rezuman historia, como el Hotel Doña María, a los pies de la Giralda, o el Alfonso XIII, vinculado a la Exposición Iberoamericana de 1929”, ha ido desgranando Antonio Muñoz. 

En este sentido, el alcalde ha presentado en FITUR una guía específica de establecimientos emblemáticos de la ciudad surgida tras la concesión el pasado noviembre de los primeros 21 distintivos de ‘Establecimiento Emblemático de la Ciudad de Sevilla’ por parte del Ayuntamiento a negocios comerciales, gastronómicos y hoteleros por parte del Ayuntamiento de Sevilla.  

Por tanto, Sevilla ha arrancado en FITUR hablando de artesanía, de bares y restaurantes, de comercios tradicionales, de hoteles con décadas de historia. Esos elementos que conforman uno de sus grandes atractivos y que desde el Ayuntamiento de Sevilla se quieren proteger. 

“Queremos proteger las sensaciones primitivas que se proyectan y actualizarlas. Sevilla quiere revisar tópicos y redefinir una ciudad que es tan eterna y clásica como contemporánea y vanguardista. Así es la Sevilla que se distingue en el mundo, singular y única, y que se consagra hoy no sólo como un destino, también como un modelo de ciudad de referencia”, ha añadido Antonio Muñoz. 

Estas señas de identidad son una gran ventaja competitiva para la economía local. E impulsarla es también una forma de fomentar un turismo más sostenible. Porque la sostenibilidad no sólo es ambiental, también económica y social. El fomento de estos productos nos permite repartir los beneficios en la ciudad y fomentar el desarrollo económico. Seguir avanzando mirando al pasado con nuevos enfoques, según los argumentos ofrecidos a los asistentes por el alcalde. 

Por todo ello, desde Sevilla City Office se apoya a una nueva generación de artesanos para acercarlos a más clientes y lograr también una manera más sostenible de fabricar, producir y vender. Esta artesanía entronca con el diseño más vanguardista. La intención es proteger y promocionar la moda flamenca, la orfebrería, la cerámica o el arte sacro que desarrollan artesanos como ‘Paquili’, uno de los que ha intervenido en la presentación desarrollara en el stand de Sevilla en Fitur.

Y también se pretende enseñar una nueva cara de Sevilla que ya se proyecta en el mundo. Y un buen ejemplo fue el desfile de Dior el pasado año en la Plaza de España, donde presentó su colección Crucero y en la que participaron artesanos locales. Un ejemplo de ese equilibrio que estamos buscando. Precisamente otro de los artesanos que ha intervenido en la presentación en FITUR ha sido Javier Menacho, guarnicionero y que ha trabajado para el pasado desfile internacional de DIOR en Sevilla 

Durante la presentación, el público asistente ha podido descargar a través de tarjetas con códigos QR la guía digital de establecimientos emblemáticos, que también se ha estrenado en FITUR.  

Los establecimientos emblemáticos de Sevilla son una seña de identidad para los sevillanos, dado que reflejan su cultura y sus tradiciones, algunas de ellas centenarias. Con su larga tradición de ciudad comercial, el paisaje urbano sevillano se compone también de comercios en calles como Sierpes, Sagasta, Álvarez Quintero o Chicarreros, entre muchas otras. Comercios pero también establecimientos de productos gastronómicos y de artesanía local o hoteles que indudablemente son parte del patrimonio cultural de la ciudad.

Los negocios que aparecen en esta lista tienen denominadores comunes: son establecimientos con más de 40 años, que desarrollan una actividad singular y especializada, que tienen elementos de valor histórico o patrimonial protegido.  

Sevilla tiene muchos de estos negocios repartidos por toda la ciudad y este miércoles ha presentado a los 21 primeros catalogados y reconocidos por el Ayuntamiento por su valor añadido a la ciudad y al turismo. 

Entre ellos está El Patio San Eloy, que cumple este año 50 años y que estuvo. También Casa Manolo, un negocio familiar de la Macarena fundado en 1935; otros bares como Europa, Casa Vizcaíno, Casa Morales, Taberna Entrecárceles o el restaurante El Cairo. Asimismo, figuran en el listado negocios familiares como la sastrería Derby 1951, la célebre firma de moda flamenca Lina, la joyería Emilia García o la Antigua Casa Rodríguez, referente del mundo sacro. Igualmente figuran legendarios almacenes como Galerías Madrid o Almacenes Pérez Cuadrado. Comercios clásicos como Juan Foronda Blasfor, sombrerería Maquedano, la camiseta Galán, los bordados de Juan Foronda, Cuadros Venecia, la confitería La Campana y los hoteles Alfonso XIII y Doña María. Estos últimos también estuvieron presentes en el acto en representación de estos establecimientos emblemáticos que ya cuentan con un distintivo específico y que conforman este primer inventario, un documento vivo y dinámico.

Este distintivo se recoge dentro de una ordenanza municipal, cuyo objetivo es apoyar a estos negocios, contribuir a su reactivación económica porque son estratégicos también para Sevilla.

Como estratégica es la conservación y rehabilitación del patrimonio histórico y artístico, uno de los actuales ejes del gobierno municipal e igualmente seña de identidad. La recuperación de este legado permite compartir una narrativa más amplia de la ciudad y ampliar y diversificar también su oferta. 

En estos momentos hay una treintena de proyectos en distintas fases de ejecución que suman más de 60 millones de inversión y que permitirá ganar por ejemplo este mismos año espacios como la Fábrica de Artillería y a corto plazo otros como las Atarazanas o el antiguo complejo de Altadis, que formarán un eje patrimonial de gran valor al servicio de la cultura. Muñoz, por último, ha hecho referencia a la recuperación del patrimonio histórico-artístico de hermandades y cofradías de la ciudad, y en especial de los conventos.