INNOVASUR

● Mediante análisis de video inteligente, cuantifican el número de personas que se encuentran en cada espacio y determinarán el nivel de ocupación del área.

● La información generada por esta solución tecnológica permite al Ayuntamiento tomar decisiones a la hora de gestionar flujos de personas.

La tecnológica andaluza InnovaSur y el operador nacional de infraestructuras Axión han sido seleccionadas por el Ayuntamiento de Sevilla para llevar a cabo, dentro del Plan Especial de Movilidad para la Navidad, el servicio de control de aforo que, mediante el uso de sensores de afluencia y el análisis de video inteligente, permite conocer el nivel de concentración de personas en cada espacio. Esta información en tiempo real facilita al consistorio la toma de decisiones ante aglomeraciones y la actuación de las fuerzas de seguridad en cada zona para gestionar flujos.

En el marco actual de crisis sanitaria por coronavirus, la correcta gestión de los espacios públicos resulta esencial para contener los contagios. En este sentido, y ante las recomendaciones de las autoridades sanitarias de mantener las medidas de seguridad especialmente en las fiestas navideñas, durante estas Navidades, Innovasur y Axión prestan este servicio a través de cámaras ubicadas en distintos puntos estratégicos y emblemáticos de la ciudad.

Según explica Juan José Prieto, CEO de InnovaSur “este tipo de proyectos, propios de Smart Cities, son esenciales en momentos como el actual para proteger la salud de las personas y lograr que, dentro de la situación en la que nos encontramos, puedan disfrutar con la mayor seguridad de estas fiestas sin que ello traiga consigo una tercera ola de contagios”.

Funcionamiento del servicio

En primer lugar, se ha instalado un sistema de video y sensores inteligentes ubicados en puntos estratégicos del centro de la ciudad, que coinciden con los principales accesos, plazas y vías de evacuación durante la Navidad. Este sistema de control de aforo obtiene datos en tiempo real sobre la densidad de ocupación y la distancia física, además de medir y alertar cuando la densidad de ocupación sea menor a 4 metros cuadrados por persona. Si la ocupación baja a una persona por 1,5 metro cuadrado, el protocolo indica cerrar la calle y desviar el flujo de afluencia.

Así, la información recogida por el sistema sobre los diferentes grados de ocupación de cada espacio es trasladada al Ayuntamiento de Sevilla a una aplicación en la que, a través de una gran pantalla, es posible consultar y visualizar las alarmas de todas las cámaras por calles, así como el estado del grado de ocupación en cada momento.

De esta forma, las fuerzas de seguridad del Estado y Protección Civil pueden tomar decisiones a la hora de gestionar los flujos de personas, modificando las entradas y salidas a las diferentes zonas y, si es necesario, poniendo en marcha acciones inmediatas de emergencia

En palabras de Jorge Alberto Jiménez, presidente ejecutivo de Axión, “además de la responsabilidad individual de cada persona para hacer que estas navidades sean lo más seguras posibles y frenar el coronavirus, estamos orgullosos de contribuir a través de nuestra tecnología para ayudar a los sevillanos a garantizar la distancia social en unas fechas clave para la evolución de esta crisis”.