COBRE LAS CRUCES

COMUNICADO DE PRENSA

Cobre Las Cruces desarrolla una solución tecnológica para alargar la producción dos años más, a la espera de los permisos para el nuevo proyecto minero.

La finalización del actual proyecto industrial estaba prevista inicialmente para enero del próximo año, una vez que las reservas del actual yacimiento ya se han agotado. Se volverá a reprocesar el mineral extraído durante los primeros años de vida de la mina, en el que todavía queda un porcentaje aprovechable de cobre. Durante este periodo transitorio se espera obtener los permisos del proyecto de futuro de la compañía: una nueva mina subterránea y una planta industrial que producirá cuatro metales: cobre, zinc, plata y plomo. 

Sevilla, 4 de septiembre de 2020

Cobre Las Cruces (CLC) pondrá en marcha a partir de 2021 un proyecto industrial transitorio para extender durante dos años más la actividad productiva del complejo minero sevillano, cuya finalización estaba prevista inicialmente para enero próximo, una vez que ya se han agotado las reservas del actual yacimiento.

Para ello, CLC ha desarrollado una solución tecnológica mediante la cual se volverá a procesar en la planta hidrometalúrgica el mineral extraído durante los primeros años de producción de la mina (el denominado ‘tailing’), que todavía conserva un porcentaje aprovechable de cobre (ley media de metal del 1%).

Durante los próximos dos años se espera producir en total 22.000 toneladas de cátodos de cobre de la máxima calidad. En los últimos diez años de producción en CLC, la media ha sido de unas 72.000 toneladas anuales.

Para la viabilidad del proyecto de reprocesado será necesario realizar labores de reacondicionamiento de la planta metalúrgica para adaptar el proceso industrial a las características del material que va a tratarse (diferentes a las del mineral recién extraído). Igualmente deberán acometerse cambios en la estructura organizativa y de personal, que ya han comenzado a negociarse con la representación de la plantilla del complejo minero.

La previsión, condicionada a la evolución de los precios del cobre, es que esta actividad pueda extenderse durante los próximos dos años. Durante este tiempo se continuará avanzando en la tramitación de los permisos administrativos y la ingeniería del nuevo proyecto minero de Las Cruces, denominado PMR (Polymetallurgical Refinery). La compañía explotará durante 15 años un nuevo yacimiento polimetálico ubicado bajo el depósito actual, para lo que se construirá una mina subterránea y una nueva planta industrial, única en el mundo, en la que se producirán cuatro metales:  cobre, zinc, plomo y plata.

Como explica el director general de CLC, Pedro Soler, “el escenario previsto hasta ahora era el de un parón en la producción de varios años, hasta la construcción y puesta en marcha del proyecto PMR. Este proyecto transitorio, aunque mucho más modesto que el actual en términos de producción y rentabilidad, va a permitir continuar la actividad productiva y mantener una parte importante del empleo, acortando ese paréntesis”.

¿En qué consiste el reprocesado de mineral?

Como ocurre habitualmente con instalaciones industriales innovadoras de estas características, la planta hidrometalúrgica de Cobre Las Cruces tuvo un periodo de tiempo para ajustar su funcionamiento hasta alcanzar su plena capacidad de procesamiento y alcanzar niveles óptimos de recuperación de metal. Esto significa que en el mineral procesado durante aquel periodo, que quedó almacenado de manera separada, queda aún una media de un 1% de cobre que ahora va a aprovecharse mediante una técnica de reprocesamiento.

Esta solución ha confirmado su viabilidad mediante una prueba industrial realizada en los últimos meses en las instalaciones de CLC. La puesta en marcha de este proyecto representa no solo un avance notable en términos tecnológicos, sino también un exponente de economía circular en el sector minero, mediante el uso de las mejores técnicas disponibles para el máximo aprovechamiento de los recursos.

SOBRE COBRE LAS CRUCES S.A.U. 

Cobre Las Cruces es un complejo de extracción y producción de cobre situado entre los municipios sevillanos de Gerena, Guillena y Salteras y con instalaciones en La Algaba. Desde 2013, la compañía pertenece a First Quantum Minerals, Ltd. Junto a la corta minera donde se extrae el mineral, Las Cruces cuenta con una planta industrial de producción de cobre (cátodos tipificados como grado “A” por la Bolsa de Metales de Londres, 99,999% de pureza). La tecnología de esta planta es una de las más avanzadas y sostenibles del mundo para la obtención de cobre refinado, lo que constituye la principal innovación de la compañía.

Cobre Las Cruces proporciona empleo directo a unas 700 personas, entre personal propio de CLC (250) y de las empresas contratistas que trabajan en el complejo minero (datos de cierre de 2019). El empleo indirecto e inducido se calcula en unos 1.500 puestos de trabajo. Desde el inicio del proyecto minero, la inversión realizada roza los 1.100 millones de euros, una de las más importantes de Sevilla y Andalucía.

La responsabilidad social corporativa de CLC se canaliza a través de la Fundación Cobre Las Cruces, que desde 2010 ha invertido una cifra cercana a los 10 millones de euros en iniciativas de impulso económico, fomento del emprendimiento, desarrollo de infraestructuras, acción social, cultura, deporte y protección del medioambiente, desarrolladas principalmente en los municipios del entorno.