El Pleno de la Cámara ha aprobado conceder dicha distinción a Miguel Sánchez Montes de Oca, valorando así su impulso en las relaciones de la institución con Iberoamérica.

Se trata de una persona muy ligada a la Cámara desde el año 1966, fecha en la que creó en el seno de la corporación “la  Asamblea de Comercio Iberoamericano”, que agrupó a gobiernos y a organismos supranacionales y a cámaras de comercio, universidades y empresas, y de la que fue Secretario General del comité Permanente. En dicha asamblea participaron varios países además de España, como México, Brasil, Argentina, Portugal y Venezuela.

Este organismo, fue el germen de AICO, asociación de las Cámaras de Comercio Iberoamericanas a la que ha estado vinculado desde su fundación.

Miguel Sánchez Montes de Oca, tiene una decidida vocación americanista, impulsando numerosos proyectos y misiones de carácter económico, cultural y político en Iberoamérica, no sólo a nivel nacional sino también a través de instituciones y organismos internacionales. Además de un amplio expediente académico participó activamente en el periodo de la transición democrática en nuestro país, formando parte de los gobiernos de Adolfo Suárez y de Leopoldo Calvo Sotelo, ocupando diversos cargos a nivel nacional, como el de secretario general de Relaciones con Iberoamérica  así como otros puestos a nivel autonómico y local.