Centros educativos impulsan la innovación en las empresas

Más de 130 proyectos presentados por 200 estudiantes sevillanos de ESO y Bachillerato, convierten a los centros educativos en departamentos de I + D de las empresas andaluzas a través del concurso de ideas en ‘The Big Idea’, promovido por la Cámara de Comercio de Sevilla y su  Campus formativo (EUSA y Nuevas Profesiones).

Con la asistencia de estudiantes de enseñanzas medias, directores/as de centros, profesores/as, se ha hecho entrega de los premios a los ganadores de la presente edición.

La esencia del emprendimiento despierta cada vez más el interés de jóvenes entre 15 y 19 años, dispuestos a proponer nuevas ideas de negocios para sorprender el mundo, como bien refleja las sexta edición del concurso de emprendimiento ‘The Big Idea’, que ha recibo 130 proyectos empresariales desarrollados por estudiantes de 30 centros educativos públicos y privados  de la provincia de Sevilla. Un concurso que ha recibido más de 25.000 votos para seleccionar las ideas más originales.

La Cámara de Comercio de Sevilla, junto a sus Centros Formativos EUSA y Nuevas Profesiones,  fomentan  la cultura intraemprendedora como valor clave en el mercado laboral que estos futuros estudiantes tendrán. El intraemprendedor es aquella persona  que desde dentro de las organizaciones son activos en lo referente a la generación y captación de ideas de negocio, con un fuerte compromiso con las empresa, creativos, y orientados a la solución de problemas y al cumplimiento de objetivos. Suelen ser un referente dentro de las empresas

La corta duración de los ciclos de vida de los mercados, la necesidad de adaptación de las empresas a estos entornos  cambiantes, el papel de la creatividad en los profesionales y su capacidad para innovar, son factores necesarios a la hora de diseñar experiencia formativas que vinculen a los estudiantes con el entorno laboral real. Y estos aprendizajes pueden perfectamente desarrollarse desde los centros de enseñanzas medias.

Ramón Bullón (director de desarrollo y marketing de la Cámara de Comercio. Promotor del concurso THE BIG IDEA.

  • Cuando a los estudiantes de estas edades se les invita a que deplieguen su capacidad creativa en retos no habituales en su entorno académico, te sorprenden lo que son capaces de idear y con qué facilidad justifican y presentan sus aportaciones de cambio. Su frescura incluso a la hora de dar respuesta a retos específicos  de empresa, no tienen nada que envidiar a los proyectos presentados por cualquier universitario a la finalización de una carrera.
  • Por otro lado, y desde el autoreconocimiento personal, cuando un estudiante en estos niveles puede recibir un feedback de su aportación fuera del ambiente normal de evaluación y notas, suele descubrir que el mundo profesional presenta otro tipo de claves de valoración que influirán de forma decisiva en su empleabilidad futura si toma conciencia de estas claves y las desarrolla como cualquier competencia técnica que abordará tras cualquier asignatura de un plan de estudios.
  • El reto de los centros educativos de enseñanzas medias es conseguir que las exigencias de calificaciones que nuestro sistema educativo tiene para adecuar ofertas y demandas, no se confunda con un indicador único de valía personal y profesional en los jóvenes.
  • Multiplicar la obtención de conocimiento  a través de todas las vías posibles, debe ser el objetivo fundamental  de la formación, potenciando la singularidad y los factores diferenciales de cada estudiante.
  • Los procesos formativos tradicionales necesitan de un ajuste sin realmente queremos formar a los nuevos profesionales del futuro

Jóvenes sevillanos desarrollan nuevas ideas para mejorar el mundo

Esta sexta edición del Concurso ‘The Big Idea’ demuestra un año más que el emprendimiento no entiende de edades. Las nuevas generaciones vienen pisando fuerte con potentes proyectos de negocios tecnológicos, saludables, energéticos, ecológicos, estéticos, solidarios y de seguridad, entre otros, presentados a través de la exitosa metodología ‘Business Model Canvas’.

Nuevos sistemas de movilidad para jóvenes, aplicaciones de prevención y seguimiento del acoso, lectores digitales con sonido para personas con discapacidad visual, nuevos diseños de alojamientos en la naturaleza, sistemas de intercambios de datos automáticos, bicicletas con sistemas de recarga de móvil, simuladores de combinación de prendas de armario, etc., son algunas de las innovaciones presentadas.

Este año como novedad, cuatro empresas ( Uber, Glamping Hub, Talento Comunicación y Suma Legal) han planteado retos concretos a los estudiantes que han respondido con mucha creatividad. Las empresas eligieron su reto ganador y así: el reto Uber lo ganó YOUNG BUS de Victor Rocamora del Colegio Buen Pastor de 16 años. El reto Glumping Hub fue para David Arilla de 16 años de la Academía Mercantil por el proyecto GLAMPING VETA A LA PLAMA. El reto Talento Comunicación lo ganó GOODEDDS de Ivan Ruiz de 13 años del IES Laureatum. El reto Suma Legal lo ganó SHARE FEELINGS de Marina muñoz de 16 años del Colegio Alberto Durero.

En la convocatoria global el primer premio lo ganó KNUOMI, ideada por Manuel Rodriguez de 17 años del IES Carlos Hayas. Una aplicación que permite intercambiar de forma voluntaria datos entre personas que desearan intercambiar sus datos personales en un espacio geográfico de 100 metros, ideal para la celebración de eventos de networking, ferias, visitas, etc.

La séptima edición del concurso BIG IDEA se activará a partir de Octubre del presente año con la novedad y por solicitud de los agentes educativos, de ampliar al resto de centros educativos de Andalucía Occidental al proyecto.

‘The Big Idea’ se ha convertido en una gran oportunidad para los jóvenes sevillanos que dan sus primeros pasos como emprendedores. Un escaparate único con novedosos proyectos de negocios desarrollados por estudiantes que liderarán el mundo profesional en los próximos años. Descubre estas nuevas ideas en bigidea.eusa.es.